Siempre hay tiempo para una mejor idea: ElDorado

Soy una de esas personas que disfrutan los festivales. Sobre todo porque cambian la rutina. Me tomo más tiempo para arreglarme, viajo en taxi, tomó café a media mañana, apago el celular y hablo con mucha gente que busca lo mismo que yo: mejorar. Las conferencias de este año en el Festival ElDorado tuvieron dos características que me llamaron la atención. La primera: la metodología de hacer publicidad y mercadeo está en crisis, en caos o en cambio (se puede escoger) y la segunda: la implementación de big data e inteligencia artificial en nuestras vidas (que por cierto es una de las razones por las cuales se genera la crisis anteriormente descrita) como el siguiente paso tecnológico de la humanidad.

También pude observar varias tendencias; la más llamativa la nombro creación participativa, en dónde tanto cliente, audiencia, creativos y claro robots, generan una idea. El otro concepto presente fue el de la incomodidad como elemento esencial para la creación. El budismo habla de aceptar lo incómodo y tal vez por esto, Sean Mckelvey (graduado de la Universidad budista Naropa) diseñó un robot llamado Pepper que ayuda a los humanos a entender sus emociones.

El punto alto, sin lugar a dudas fue el diseñador Javier Mariscal. ¡Qué conferencia! Música, poesía, errores, risas, vino, voces cubanas, mucho arte y un trabajo fenomenal. Esta charla nos recordó la importancia de lo espontáneo y lo sencillo. Javier fue ovacionado cuando se despidió del naranja y fue aplaudido muchas veces mientras hablaba de sus pasiones. Un rato antes yo tomaba café con él mientras hablábamos de la importancia del diseño local, de su nuevo proyecto de ilustración para Louis Vuitton y de la teoría de la evolución en dónde me recomendó leer el libro Hommo Deus. Al final este fue su consejo: "Chica: busca que te paguen por aprender y por divertirte" y yo pensé: "En eso estoy Javier, en eso estoy"...





Gráfica de Lip para ElDorado. Ilustración Liniers.

Comentarios

Entradas populares