La negación de la negación de la utopía: retrotopía

Llevo varios días sin escribir. Es fin de año y he tenido que terminar un par de proyectos grandes en el estudio (si trabajé incluso el 24), además de hacer la cena de navidad y dedicar tiempo a estar con A. Hoy voy a escribir mi opinión sobre el último libro de Zygmunt Bauman: Retrotopía.  Empecé a leer este libro porque durante el congreso 4GN, donde tuve el honor de dar una charla, conocí a Rafa Martínez, la cabeza estratégica de Folch Studio y empezamos a hablar de branding. Discutimos sobre cómo hoy en día en una marca la experiencia y el contenido son, al igual que el logo, lo que genera el sentido de la identidad de la marca; y de cómo según las propias palabras de Rafa, vivíamos hoy en un "branding gaseoso" donde la marca se expandía como este elemento de manera incontrolable por los numerosos canales de comunicación. ¿Y eso qué tiene que ver con el libro? Se preguntarán ustedes. Pues que es a través de la sociología que podemos empezar a entrever y a entender el por qué y el para dónde va el comportamiento de los humanos como comunidad. Para poder proponer estrategias y contenidos de marca es importante estar atentos de lo que le pasa al individuo (psicología) y a muchos individuos como grupo (sociología). Retrotopía nos habla de la nueva tendencia del populismo (entendemos por qué Trump ganó las elecciones), nos cuenta acerca de la nueva responsabilidad actual del indivuduo de resolver problemas globales (por cierto sin solución desde lo personal) con la ansiedad que esto conlleva y tal vez, la más importante ponencia del libro: una vuelta al pasado para construir el presente, ya que no estamos pensando como sociedad en construir un futuro. Y por eso el diseño de la portada del libro. Me encanta la idea del reloj con los números al revés. Sin embargo la ejecución de diseño no es la más acertada. La fotografía se nota un poco desenfocada y el contraste del espacio blanco, la tipografía y la fotografía es deficiente. ¿Se acuerdan de los relojes que diseñó Tibor Kalman? Maravillosos. Pienso que esta referencia le hubiera ayudado al diseñador a ejecutar un mejor diseño. Este claramente no fue un libro que comprara por el diseño de la carátula, o para pasar mis tardes de entretenimiento literario. Lo compré porque quería hacer mejor mi trabajo de branding y por supuesto, porque quiero seguir trabajando con marcas que quieren aportar a la construcción de futuro en nuestra sociedad.



Comentarios

Entradas populares